Instalaciones

Lusitanos Campumá

Caballerizas

Sabemos que las caballerizas no son el mejor lugar para tener a los caballos, por lo tanto es indispensable contar con una cuadra debidamente diseñada por una organización especializada, en donde el plan de trabajo, manejo del caballo y su nutrición trabajan de forma integral para el óptimo desarrollo físico y mental del animal en cada una de sus etapas.

Nuestras caballerizas tienen las medidas necesarias para ser un lugar de descanso y junto con nuestro programa de manejo fomenten el equilibrio psicológico de nuestros bellos animales ya que dentro de su programa de manejo cuentan con salidas diarias a los distintos potreros con los que contamos. En nuestro programa es indispensable que sólo pasen la noche dentro de sus caballerías.

Tenemos dos tipos de caballerizas; por un lado las maternidades las cuales son más grandes para que la yegua se sienta cómoda al parir y el potro durante su estadía se sienta confortable. Y por otro lado las individuales, cada caballeriza contiene:

  1. Puerta de 1.20 m de ancho para que el animal entre y salga cómodamente.
  2. Están debidamente ventiladas para cuidar el sistema respiratorio de nuestros animales.
  3. Cuentan con techo de madera y teja con una altura mínima de 4.50 m para que se mantengan frescas y térmicas .
  4. Un bebedero automático de acero inoxidable el cual se limpia dos veces al día, así nuestros animales se hidratan con agua fresca y limpia todos los días.
  5. Un comedero para el grano con ángulos redondeados para que se aproveche todo el alimento y no se generen hongos o bacterias en las esquinas.
  6. Un contenedor para piedra mineral especial para caballos según su edad, condición o entrenamiento a libre acceso.
  7. Un slow feeder a libre acceso para que todo el tiempo esté alimentándose de forraje de bajo nivel nutricional.
  8. Recordemos que: “La salud mental de un caballo depende del tiempo que pueda invertir masticando.”
  9. Un colchón de aserrín del espesor adecuado para no deshidratar los cascos y brindar un descaso óptimo durante la noche.
  10. Cámaras de seguridad 24/7 para cualquier contingencia.

Método ROMA

Tanto el manejo de nuestros caballos como nuestras instalaciones están certificadas por Método ROMA.

Pistas de entrenamiento

Contamos con diferentes pistas de entrenamiento ya que cada caballo no sólo tiene su propio programa nutricional, sino su propio programa de entrenamiento de acuerdo a su edad, condición y nivel de entrenamiento o competencia.

Así estamos seguros de desarrollar el máximo potencial de nuestros animales, ofreciendo caballos seguros, psicológicamente equilibrados y dispuestos a la disciplina o al trabajo.

Dentro de nuestras instalaciones, para nuestros programas de entrenamiento contamos con:

  1. Un corral redondo o como le llamamos en Método ROMA pensadero. Aquí fomentamos la parte pensante del animal, alargando sus periodos de concentración y creando conexiones neuronales no solo por los diferentes estímulos que usamos para una correcta desensibilización, sino también por los controles pie a tierra que les enseñamos a los animales desde una edad temprana para un respetuoso control del animal pie a tierra, mismo que le servirá en su etapa a la monta.
  2. Una pista de agility, en donde se fomenta tanto la agilidad del animal, como su musculatura y es un gran aleado para fomentar el juego con nuestros animales. Así producimos endorfinas para que siempre salgan deseosos de trabajar o entrenar, al mismo tiempo que seguimos trabajando con su concentración y su musculación.
  3. Pistas de agility en campo abierto que no sólo le sirven para su musculación, sino para mejorar su densidad mineral ósea y su sistema propioceptivo.
  4. Paseos por el campo abierto, que no sólo le sirven para sacar de la rutina al animal sino para entrenarlo a los diferentes estímulos que se le pudieran presentar a lo largo de su vida.
  5. Una pista de trabajo de 120 m de larga por 80 m de ancho, en donde trabajamos las líneas musculares de nuestros animales, fortaleciendo su concentración y su carácter, todo con un manejo sin violencia, sin sometimientos, ni agresiones y con el menor estés.